Blogia
ESTO ES DE LOCOS¡¡¡¡

CARTA 7

Amor mío:

 

Hoy, retomando las buenas constumbres, vuelvo a remitirte una carta de esas en las que me dan ataques de verdadera sinceridad y hoy no va a ser menos. Cada día que pasa me doy más y más cuenta de lo que eres en cada uno de mis días. Sí, tú. Es que me eres tan necesaria como el aire que respiro, porque cuando mi pecho no quiere respirar tú eres la que se encarga de que aspire bocanadas y resurja de su letargo. Tú eres la que, cuando no tengo ganas de reir, haces que salga la mejor de mis sonrisas, tú y solo tú. Cada día lo entiendo menos y por eso me maravilla, por eso me deja sin habla cada segundo y cada instante que me dedicas. Me encanta estar contigo y si puediese pediría que le pusiesen al día más horas para que cualquier cosa anodina no interrumpiese ni uno solo de los minutos que podemos compartir.

259.200 minutos compartidos, son ya muchos minutos compartidos para que ninguno de ellos haya sido interrumpido popr cualquier discusión estúpida, y todo eso me maravilla y todo eso me lleva a pensar esas cosas que te asustan pero que a mi me encanta pensarlas, de ilusión también se vive, amor. Y es que no te puedes ni imaginar que largas se me hacen las esperas en las que se que no estás conmigo y que tengo que esperar para verte, no tienes ni la más remota idea de cuanto sufro y cuanto me apeno por las noches durmiendo en soledad y teniendo presente tan solo el aroma de tu recuerdo. Porque estar durmiendo a tu lado y después no, es como tener el caramelo soñado y no poder alcanzarlo. Que hermoso sentir esta pena de saber que no estás aquí, porque más hermosa será la alegría de poder volver a verte mañana, cada encuentro es, por tanto, el más maravilloso de los regalos. Cada amanecer es el atajo para que se agote el plazo que el destino nos impone entre cada encuentro deseado. Dicen que mis letras tienen el don de desgarrar con la pena y enrojecer con la alegría, no se que harán mis dedos cuando, tras verte, deciden escribir poesía, desgarrados por la pena de tu marcha diaria y anhelante del deseo de recuperarte cada mañana.

No lo se de verdad, amor de mi alma, no se que hacer con el tiempo que me faltas, nunca antes me había sentido así, ni nunca antes se me había resquebrajado el alma ante la despedida diaria de esta forma. Me asusta hasta a mí, entiendo que a ti también te lo haga, pero tal vez esta sea mi condena para purgar mis pecados, amar así, de esta forma, como si la vida fuese los suspiros que te entrego a deshoras, como si esta fuese mi condena, mirarte a los ojos, con el alma enamorada de tu persona, tal vez esta sea mi condena, quererte más que lo que puedo querer a mi propia alma. Qué hermosa condena y tortura......

 

WALTER HEGOR

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

acoolgirl -

El amor es asi, se vive intensamente o no es amor...
Es muy bonito lo que escribes y seguro que, la destinataria de estas letras, esta sintiendo lo mismo que tu.

Disfrutadlo!

Besitosss

osset -

Es lo que dice isabel, eso que vives no es una condena aunque en ocasiones nos lo parezca,jeje.

Isabel -

No es una tortura... se llama Amor nene.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres