Blogia
ESTO ES DE LOCOS¡¡¡¡

Un cuento para dormir...

Ella dormitaba tranquilamente junto a él, el acompasado ritmo de su respirar era el compañero de vigilia del sueño que feliz aquel hombre mantenía. La luz plateada de la luna relucía el dorado pelo de ella descansando sobre la almohada, dándole la espalda a su compañero que la mantenía abrazada como si se tratase de algo propio. Y nadie pudo evitarlo entonces, algo en su interior le llamaba y le hacía que se acercase a ella casi a su oído, de manera sigilosa, intentando moverse lo menos posible para que no se despertarse, así comenzó a susurrarle:

"Ahora que se que no me oyes, en la soledad del sueño y mientras tu pelo descansa sobre mi almohada de mis caricias diarias, tengo que decirte mil y una cosas. Hace mucho tiempo, que no te quiero, ni te deseo, es algo más fuerte que todo eso. El amor junto a lo que yo siento es un sentimiento irrisorio que ni comparársele puede al latir de mi corazón. Perpleja vive mi mirada ante cada vez que me pierdo en el mar azul de tu mirar y dejo a mi cuerpo sin sangre cuando te siento respirar tan cerca como ahora. Ya no se ni como decirte esas cosas que me pides que te diga y que en vez de decirlas impregno en cada una de mis caricias y marco en cada uno de mis besos. Porque mis gestos son la mayor de mis novelas que hablan de amores eternos y perpetuos que superan las barreras de lo terrenal. Si existe otra vida después de esta, por seguro que tengo, que allí, seguirás siendo la reina de todo momento que tenga en ese reino. Por eso, niña mía, por eso, cada vez que te tengo durmiendo en esta cama, en la que cuando no estás huelo el aroma del trozo que tocaste, me siento como si estuviese en ese reino que Dios promete a sus feligreses. Ya se que no te quiero, sino que mi amor se ha transformado en culto para tu persona. Culto a tu risa, culto a tus caricias, culto a cada uno de los instantes en que me dedicas la mejor de tu sonrisas... Por eso ahora que no me escuchas te lo cuento al oído, te lo digo sin que escuches, para que no se quede en tus oídos, sino grabado en tu corazón, para que cuando mires en las profundidades de tu alma solo me encuentres a mí y a nada más, solos tú, yo y la noche, un amor utópico diseñado para nosotros. Que no se cual fue el momento en que atravesastes las paredes de mi cordura, para llevarme a este terreno de locura ideado sólo para nosotros, no se cuando ni como me llevaste a la locura de amarte, al momento de besarte, a preguntas indiscretas al despertar el día de la mejor semana de mi ciudad... No lo se, pero ni me importa ese momento, porque el presente es aún más interesante, seguramente mejor lo sea el futuro...

Pero ahora duerme y no escuches los desvaríos de este loco más que enamorado de todo tu ser y de tu persona, no vaya a ser que por amor te arrastre a la mayor y bendita de las locuras, a ese amar desinteresado y sin motivo, donde solo un beso provoca la risa y donde solo tocar tus manos es como tocar las nubes del sol de primavera, por eso recuerda, siempre yo más."

Con todo su amor le besó la frente lentamente y la chica rubia esbozó una sonrisa, mientras su corazón respondía con un latido inmenso al mensaje de su amante cautivo de su persona.

Que ustedes lo disfruten

Walter Hegor

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

acoolgirl -

Que te digan todo eso es lo más bonito del mundo, así que es mejor hacerlo cara a cara... creo yo.

Un besoteee

Isabel -

Sin palabras... me encantaaaa!! uff q bonito chiki... precioso de verda. Y perdona, yo mas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres