Blogia
ESTO ES DE LOCOS¡¡¡¡

POEMARIO

Mi verdad









Te quiero contar mil cosas

el mayor de mis secretos,

que te lo contaré a solas

un día mientras te beso.

Intuyes tal vez palabras

en la oscuridad nocturna

recuerdos de unos amantes

ocultos bajo la luna.

Cuentos para las estrellas,

historias de amor eterno,

invitados a vivirlas

queriendo parecer sueño.

Un regalo tu presencia,

incluida tu hermosura

me turbo el pensamiento

al verte en la penumbra.

Solo cuando pienso en tí,

que es del día a todas horas,

una sonrisa dibujo

en mi cara que sonroja.

Al fin te lo he dicho ya,

marcado en estas palabras

incrustado cual mensaje

vive en la piedra grabada.

Invitado en estas letras

describo mi gran verdad

atada a este poema.

QUE USTEDES LOS DISFRUTEN

PERO SOBRE TODO TÚ

WALTER HEGOR

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Ni duermo...

Y es que no puedo dormir,
y no puedo respirar,
y ni oigo mi latir,
y ni dejo de pensar.
De pensar en esos ojos,
que es un celeste diamante,
para un ladrón un antojo
encantado de robarte.
De pensar en ese pelo,
que es oro para bordados,
con el que se tejería
el mejor traje dorado.
De pensar en esos besos,
que no puedo describir,
pues tan solo su recuerdo
hacen a mi alma crujir.
Y es que todo me da igual,
¡que ni duermo y ni quiero!,
tan solo quiero mil horas
para vivir tus recuerdos.

 

QUE USTEDES LO DISFRUTEN

 WALTER HEGOR

Marinero

Si se marcha la ilusión

Cuando marche la ilusión...

¡Algo tendrá que aguantar!

porque la ilusión no marcha

si no te dejo de amar.

Después quedarán las ganas

de envejecer de tu mano,

de recordar aquel beso

siendo Domingo de Ramos.

Mas nunca se nos irá

esa ilusión que decías,

que se marcha cual paloma

cansada del día a día.

Yo mismo me la fabrico

si es necesario hacerlo,

yo mismo creo ilusión

fraguada en el sentimiento

Y si se va la ilusión,

si acaso osara a marcharse,

siempre quedará un motivo,

ver tu cara al despertarme. 

 

QUE USTEDES LO DISFRUTEN

WALTER HEGOR

Sueño y realidad

La otra noche soñé

con que una alegre princesa

me daba las buenas noches

mientras besaba con fuerza.

Princesa de pelo de oro

y con un mar por mirada,

un mar templado y calmado

capaz de reflejar almas.

Con porcelana por dientes,

con sonrisas en vez de habla,

con ternura y con caricias,

con una preciosa cara.

Con un corazón enorme

que lo entrega a quien le escucha,

con él puede enamorarte

sin ningún tipo de dudas.

Soñé con esa princesa

que me miraba a la cara,

mientras dejaba que el sueño

en realidad transformaba.

 

QUE USTEDES LO DISFRUTEN

WALTER HEGOR

UNA PALABRA

Como podría decirte

con una sola palabra

todo aquello que en mi mente

se funde dentro de mi alma.

Quisiera saber decir

una palabra pionera,

con la que poder contar

que pasa por mi cabeza.

Cuánto daría por ser

aquel fino hilo dorado

que acaricio lentamente

cuando te tengo a mi lado.

Porque eres tú esa luz

que alumbra mi oscuridad

y sol de mi amanecer

que me alumbra al despertar.

Y yo.. ¿qué puedo ser yo?

tan sólo un pobre mendigo

que no quiere nada más

que poder estar contigo.

 

QUE USTEDES LO DISFRUTEN

WALTER HEGOR

IRIS

Me pierdo dentro de tu iris
ese iris que es azul cielo,
no tiene nubes que estorban
cuando lo miras sincero.
Años miraría tu iris
como si fuese aquel libro,
que por más y más que lees
lo miras siempre con mimo.
Ese iris que te pierde,
que pelea con la pupila,
por ser dueña del mirar
y de la mirada prima.
Ese iris...¡Por dios qué iris!
lo deseas con mirarlo,
te emocionas con sentirlo,
matarías por amarlo.

Por unas horas...

Transformaría las horas

en miles de horas eternas,

y lo cambiaría todo

por poder estar con ella.

Me quedaría sin nada,

compraría las estrellas,

viviría en el Sol,

desterraría las penas.

Dejaría hasta la vida

colgada de aquellas perchas

que dormitan esperando

que se cumplan las promesas.

Y yo es que nada prometo,

tan solo reir con ella

y ver como se consumen

la noche y las estrellas.

 

QUE USTEDES LO DISFRUTEN

WALTER HEGOR 

Soneto

Ultimamente tengo muchas ganas de escribir y mucha poesia...

 

Latente fuego que irrumpe

como mortal compañero,

que con sal llena los sueños

que mi corazón se intuye.

 

Fuego que nunca sucumbe,

fuego que me suena eterno,

fuego de mis sentimientos

que todo lo llena y cubre.

 

Mil besos y amor al alba,

tras las risas de una noche

que ya pronto se te escapa.

 

¡Al fin se escuchan las voces

de unos amores de plata

que por amar se conocen!

 

QUE USTEDES LO DISFRUTEN

 

WALTER HEGOR 

 

EN RACHA INSPIRADA

Cuando algo viene de frente
 
es imposible negarte,
 
por muy cerrado que seas
 
tú tienes que doblegarte.
 
Llegará como un ciclón
 
al que intentarás parar,
 
pero seguira empujando
 
como la fuerza del mar.
 
Ciclón convertido en ola
 
que te hará chocar con brío
 
con esa espuma que surge
 
cuando sientes que estás vivo.
 
Y tú serás esa roca
 
que se queda allí bañada,
 
por ese agua tan hermosa
 
que para tí no es helada.
 
ESTOY INSPIRADO, VAMOS POR LA SEGUNDA RACIÓN.
 
Ese fino hilo dorado,
 
esa sonrisa que hechiza,
 
esa mirada de cielo,
 
esa risa que es bendita.
 
Esos dedos que enloquecen,
 
esas manos que encandilan,
 
esos suspiros que encienden,
 
ese amor que te cautiva.
 
 Esos besos que te llevan,
 
esas palmas que te invitan,
 
 esa tez tersa y suave,
 
esa locura que incita.
 
Y es que todas esas cosas
 
te van devolviendo vida,
 
con tan solo decir hola,
 
con dedicarte sonrisas. 
 
QUE USTEDES LO DISFRUTEN
 
WALTER HEGOR
 
 

Y FUE...

Dulce como el caramelo,
 
hermoso como tu cara,
 
 latidos del corazón
 
despuntando al fin el alba.
 
Tan lento, bello y hermoso,
 
como si el último fuera,
 
como si no hubierán más
 
tras el primero que anhela.
 
Muy hermosos y sentidos
 
como si nada existiera,
 
como si el tiempo parara,
 
y es que mereció la espera.
 
Ilusión que se ha cumplido
 
mejor de lo que esperaba,
 
pues por aquellos minutos
 
mi vida entera cambiaba.
 
QUE USTEDES LO DISFRUTEN
 
WALTER HEGOR
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Que Bonito

Que bonitos son los días,

que bonitos los momentos,

que bonitos los segundos,

que bonitos los encuentros.

Que bonitas son las horas,

que bonito cada instante,

que bonito todo en sí

que bonito sería amarte.

Que bonito y siempre hermoso,

que bonita eternidad,

que bonito estar vivo,

que bonito volver a amar.

 

QUE USTEDES LO DISFRUTEN

WALTER HEGOR

BESO ROBADO

Te lo robé sin pedirlo,

es más, lo robé sin darlo,

lo robé con la mirada,

lo robé con desearlo.

Yo fui el ladrón de aquel beso,

que nunca nos hemos dado,

yo fui quien robó aquel beso,
 
que no se dieron los labios.
 
Robé aquel beso del alma,
 
cuando te clavé los ojos,
 
dentro de aquella pupila
 
que nunca siente sonrojo.
 
Robé aquel precioso beso
 
que recuerdo sin aún darlo,
 
robé aquel precioso beso
 
que me tiene ensimismado.
 
Detenme pasión perdida,

por robar, aún sin razón,

unos besos que se lanzan

desde el mismo corazón.
 
QUE USTEDES LO DISFRUTEN
 
WALTER HEGOR

AZUL

Y es que el cielo siempre arriba
siempre se me muestra alegre
invitándome a la risa
entre el perfume que tiene.
Requibros que son azules
entre aquellas nubles blancas,
sobre ellas se dibuja,
marcando el sol pupila ancha.
Ilusiones que me cuenta,
inventando historias de hadas,
luz que alumbra aquel camino,
un azul verde esperanza.
Será mejor que no sepas,
intuye tal vez si quieres,
o cree si t reconforta,
nunca sepas que me tienes.

ILUSIONES

Ilusiones renovadas,
 
renacidas del pasado,
 
que aparecen de repente,
 
y las tienes a tu lado.
 
Desapercibida eterna,
 
ilusión que pinta en verde
 
una esperanza dormida
 
que se ha despertado al verte.
 
Ilusión que es compañera,
 
del sentir y del pesar,
 
mas es eterna enemiga
 
de aquel tranquilo pensar.
 
Ilusión serena amiga,
 
que de nuevo me acompañas,
 
no pases fugaz, sin prisas,
 
esta vez, serás amada. 
 

A UNA ENFERMA

Hay una enferma que me trae
 
por la calle de la amargura,
 
una enferma que de garganta
 
anda mal y no se cura.
 
Una enferma mala enferma,
 
que no quiere q se le cure
 
con unas palabras sinceras
 
que tal vez le ayuden.
 
Pero bueno, ser enfermo
 
es complicado
 
lo digo yo que en eso
 
fui rebelde y malo.
 
Ay enfermica, enfermica,
 
recupérate muy pronto,
 
que sin ti no pueden estar
 
estos ojos.
 
A UNA ENFERMA
 
WALTER HEGOR

LETRAS ROSAS

Letras rosas,
 
inundan mi pensamiento,
 
letras rosas,
 
que hablan de ser un sueño.
 
Letras rosas,
 
que no me dejan dormir,
 
letras rosas,
 
que me tienen sin vivir.
 
Letras rosas,
 
con las que me acuesto y levanto,
 
letras rosas,
 
con las que todo el día hablando.
 
Letras rosas,
 
que me tienen atontado,
 
letras rosas,
 
que tanto me han apoyado.
 
Letras rosas,
 
que daría por ser letra rosa,
 
letra rosa,
 
para estar contigo a solas.
 
walter hegor
 
letras rosas
 
hoy no quería usar métrica, ¿algún problema?

LETRAS

Y aún sin estar entero
 
y ni medio tan siquiera,
 
mas las letrás aún así
 
desean brotar con fuerza.
 
Ellas quieren ser el grito
 
al que rota voz no llega,
 
quiere ser grito sincero
 
y aún le duele la espera.
 
Y aún estando así, roto,
 
sin saber que es blanco y negro,
 
sin saber si en la mar
 
tienen mis males remedio.
 
Son las letras las amigas
 
que se anteponen al habla,
 
porque ellas son el reflejo
 
del sentir de mi triste alma. 
 
Letras
 
WALTER HEGOR
 
 

NI

Ni se, ni entiendo, ni quiero,

ni quiero saber, ni ser,

ni entiendo saber que siento,

ni quiero sentir, ni ver.

Y ni oir, ni ver, ni hablar,

ni tan siquiera escuchar,

y ni escuchar el latir

y ni latir ni pensar.

Y ni reir, ni llorar,

ni padecer y ni amar,

y mucho menos sufrir

ni por ello disfrutar.

Que no, que no, que no quiero,

que es que no tengo consuelo,

que se marchita la vida

si nunca vives tu sueño

WALTER HEGOR

Ni

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

SUSURROS

Soñé con una cortina,
personas a cada lado,
que entre susurros reían,
complices ensimismados.
Y soñé con largas noches,
hermosas noches de risas,
noches eternas tornadas,
detrás de aquella cortina.
Soñé... ¡qué hermoso es soñar!
es estar en un submundo,
hecho para estas personas
que quieren perder el rumbo.
Con la cortina soñé,
tan fina, tan fina, fina,
que el susurro traspasaba
a esa maldita enemiga
WALTER HEGOR
Susurros
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres